Sobre mi

Carlos Cabrera
Licenciado en Psicología, Facultad de Psicología, UDELAR

 

Terapias del Estrés y el Trauma:

Experiencia Somática– Somatic Experiencing Practitioner. Egresado de la primera generación de terapeutas formados en Uruguay (2012-2015) Associacao Brasileira do Trauma/Somatic Experiencing Trauma Institute. Integrante de equipo de Asistentes de la 3ra. y 5ta. formación ES en Uruguay.

Workshop «Traumas de Desarrollo», Dra. Liana Netto, Experiencia Somática Uruguay

Workshop «Psicopatología y tratamiento de los Trastornos de Ansiedad», Dra. Liana Netto, Experiencia Somática Uruguay

Workshop «Trauma y Respiración», Prof. Lael Keen, Experiencia Somática Uruguay

Workshop «Disociación, Presencia y Renegociación», Psic. Russel Jones, Experiencia Somática Uruguay

E.M.D.R.  (Terapia de Reprocesamiento). Egresado de la primera formación de EMDR en Uruguay (2006), Centro Terapias de Avanzada y EMDR Uruguay.

BRAINSPOTTING, Fases I y II, Brainspotting Argentina, Lic. Luciana Caruso. Egresado de la primera formación en Uruguay (2019).

 

Mindfulness, Meditación y Compasión:

Formación para Profesionales de la Salud en el “Programa de Reducción de Estrés Basado en Atención Plena del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts / M.B.S.R.” – R.E.B.A.P. Internacional, Lic. Fernando De Torrijos. Primera formación en modalidad Practicum Mindfulness en Uruguay (2011).

Diplomado en Psicoterapia Contemplativa, Estudios Contemplativos/The Wellbeing Planet Foundation/Universidad Veracruzana, Dra. Koncha Pinos, Dr. Richard Davidson, (2020 – 2021)

Terapia Centrada en la Compasión (CFT), Dr. Gonzalo Brito, Cultivar la Mente, primera formaciónen Uruguay (2020-2021).

Formación en Método cognitivo, emocional y somático para atención en crisis, Estudios Contemplativos/The Wellbeing Planet Foundation, (2020)

Curso “Mindfulness para Terapeutas”, Mag. Margarita Ungo, SEEIP  (2011).

Mindfulness y Psicoterapia. Grupo de Estudio y práctica, SEEIP (2011 – 2015).

Curso: “Neurobiología Interpersonal”, Lic. Elena Zirolli, SEEIP (2014).

Seminario: “Presencia en Quietud”, Mike Boxhall, Centro Hellinger Uruguay (2015).

Curso online: «Wake Up Now. Fall 2016», Stephan Bodian, Phd (2016).

Curso online: «Accesing and Living from the Self. Meditation, Mindfulness and IFS Psychotherapy», Loch Kelly, Phd, Richard Schwartz, Phd (2017).

 

Psicoterapia Corporal:

Postgrado en Psicoterapia Corporal, Lic. Alberto Ciampichini, Centro de Psicoterapia Corporal de Córdoba (2005 – 2009).

Formación en Psicoterapia Corporal Reichiana, Campo Orgonómico Montevideano (1999 – 2001).

 

Otros:

Educador Visual en el Método Bates de Visión Natural – Formación que integra Método Bates con Experiencia Somática, brindada por Nina Hutchings, Ecole de la Vue, Florianopólis, Santa Catarina, Brasil (2018).

Programa Mindfulness y Autocompasión MSC. Participante de la primera edición del programa en Uruguay, facilitado por Paula Brandino, Proyecto Mindfulness.

Programa de Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión – CCT. Participante de la primera edición del programa en Uruguay, facilitado por la Lic. Fátima Pérez, Vivir en Mindfulness y Psicoterapia (2021).

 

TRABAJO:

Psicoterapia individual y grupal de adultos.

Diseño y coordinación de cursos y talleres para Reducción de Estrés y gestión de las emociones basados en Mindfulness y en las técnicas de enfoque corporal. Dirigidos a público general, equipos de organizaciones y empresas.

Diseño y Co-coordinación del Curso Mindfulness y Compasión en la Práctica Clínica”, junto a Margarita Ungo.

Diseño del «Programa Mindfulness para Manejo de la Ansiedad», junto a Margarita Ungo y Paula Brandino.

 

Otros:

Clases grupales de Ejercicios de Bioenergética (2004 – 2008).

Psicólogo de Centro Diurno para personas en situación de calle en tratamiento psiquiátrico (2006 – 2008)

Trabajo como Psicólogo en varios proyectos socio-educativos, de atención clínica y de coordinación inter-institucional (2001 – 2009)

 

PUBLICACIONES:

Libro: «Mindfulness. Sanar Tu Ansiedad. Una guía práctica basada en Atención Plena, Experiencia Somática y Compasión» en co autoría con Margarita Ungo y Paula Brandino.

 

SOCIEDADES CIENTIFICAS:

Associacao Brasileira do Trauma

 

Mi camino hacia un modelo “integrativo” de Psicoterapia…

sobremi

Mi interés por la integración de modelos psicológicos data de mis estudios de grado en  la Facultad de Psicología de la UDELAR, cuando con un grupo de amigos debatíamos largamente sobre si era mejor el Psicoanálisis o el Conductismo o la Gestalt o las terapias corporales, esgrimiendo cada uno muchas más razones de las que en realidad comprendíamos por ese entonces. Para poder debatir no tuve más remedio que ponerme a leer a autores que por propia iniciativa jamás hubiera leído (y que en la Facultad ni siquiera se mencionaban). Fueron esas lecturas y esas discusiones las que primero me impulsaron a ver los puntos buenos de cada modelo y también, que muchas veces dos escuelas psicológicas decían lo mismo pero de diferente manera. A aquellos amigos, entonces fanáticos conductistas con los que tanto discutí, les debo mi gusto por la Terapia Cognitiva.

Mi primera formación psicoterapéutica empezó a fines de los 90 cuando todavía era estudiante de grado, Psicoterapia Corporal Reichiana (Orgonomía). Escuela creada por Wilhelm Reich a partir del Psicoanálisis de su época. Ya esa formación incluyó otros aportes de los llamados neo-reichianos (Bioenergética, Psicología Formativa, Biosíntesis) e influencia de la terapia Gestalt, de la cual provenían originalmente mis formadores. Quienes nos instaban a no aferrarnos a teorías, sino a mantenernos abiertos al “conocimiento vivo”, como le llamaba Reich.

Pero la Orgonomía no resolvía todos los problemas que veía en el consultorio (ni en mí mismo), si bien generó un impacto enorme en mi trabajo y en mi vida personal. Sigo considerando a Wilhelm Reich uno de los autores más lúcidos y revolucionarios en el campo de la psicoterapia.

El entrenamiento en EMDR, método proveniente de la Psicología Cognitiva, me abrió nuevas posibilidades. Sobretodo, la visión de la “Psicotraumatología” tuvo un gran impacto en mi manera de trabajar. Fue un desafío durante algunos años poder integrar en la clínica la mirada de la Psicoterapia Corporal con esta nueva mirada. En el 2009, el libro de Pat Ogden “El Trauma y el Cuerpo” cayó en mis manos como un anhelado “puente” que me ayudó a avanzar en este sentido y me orientó posteriormente a formarme en Experiencia Somática.

Los estudios del Psicoanálisis Relacional norteamericano también me abrieron otras posibilidades para entender lo que pasaba en la consulta. Particularmente los conceptos de “disociación” y “matriz relacional” que cambiaron la manera de comprender el funcionamiento de la mente y de trabajar con ella. Dediqué mucho tiempo a leer cuanto podía encontrar sobre estos autores (la revista Aperturas Psicoanalíticas dirigida por Hugo Bleichmar fue una ventana hacia este “otro Psicoanálisis” para esta parte del mundo).

Mi trabajo en Psicología Comunitaria me llevó a valorar la Comunicación y los disturbios en esta habilidad humana como un factor fundamental en los problemas emocionales, interesándome en algunos estudios sobre el tema que también han aportado a mi modo de trabajo.

El postgrado realizado con el Lic. Alberto Ciampichini del Centro de Psicoterapia Corporal de Córdoba  me permitió afianzar esta visión integradora en una síntesis  que aunaba elementos de varios modelos, en un marco coherente y terapéuticamente útil. Una característica principal del trabajo de Alberto era contemplar siempre los aspectos saludables de la persona, los “recursos”. Desde una mirada compasiva y gentil que evitaba centrarse sólo en lo que está mal, sólo en lo que no funciona. La “integración” pasaba también por ayudar a la persona a “integrar sus diferentes partes” y para eso, la actitud y el espacio de contención que pudiera facilitar el terapeuta resultaban fundamentales. Fue un gran maestro, precursor de los enfoques centrados en la compasión que hoy son tan populares,  sembró una semilla sobre cómo encarar el trabajo psicoterapéutico, que seguiría desarrollándose en los años posteriores a su partida en el 2010.

Junto con lo anterior, han habido otros dos aportes muy importantes para mi forma trabajar actualmente: mi práctica meditativa y mi práctica de un arte marcial tradicional (Karate Do Shito Ryu). La experiencia con estas disciplinas me ayudó a comprender vivencialmente cómo los procesos de cambio están insertos en y son facilitados por una “práctica” concreta. Pude darme cuenta que nuestra vida siempre es una “práctica”, la cual puede orientarnos hacia la salud o no. Pude constatar la importancia que tiene el  “hacer” para transformarnos, más allá de reflexionar o sentir.

Comencé a practicar Karate Do en el 2006, impulsado por un deseo de mejorar mi vida y compensar algunos aspectos de mi carácter. Encontré en la escuela de Karate Do Shito Ryu Uruguay mucho más de lo que fui a buscar. Estoy profundamente agradecido a mi maestro, profesores y compañeros por todo lo que sigo aprendiendo con ellos.

Mi formación formal en meditación se dio en el 2011 al entrenarme en el Programa MBSR de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness (“atención o conciencia plena”) y empezar a participar en la Sociedad para el Estudio y Exploración de la Integración en Psicoterapia – SEEIP. A partir de ese momento, se abrió una puerta para profundizar lo aprendido y aproximarme a  algunas de las terapias de “3ra generación”, inspirado por un grupo diverso y curioso de psicoterapeutas que me ha nutrido enormemente. También, a partir de ese año empecé a facilitar grupos de entrenamiento en Mindfulness, quienes me han ayudado probablemente tanto o más de lo que yo a ellos, en mi proceso de asimilación y enseñanza de la meditación.

Del 2012 al 2015 formé parte de la primera generación de terapeutas formados en Experiencia Somática en Uruguay. Este modelo, creado por el Dr. Peter Levine, constituye una síntesis poderosa de varios conocimientos previos: un modelo gentil que contempla los recursos del paciente, un abordaje fino y preciso del cuerpo, una comprensión profunda del trauma y una metodología basada en la «atención plena», en total sintonía con los modelos basados en Mindfulness.

Actualmente, mi trabajo con Experiencia Somática y con los grupos de entrenamiento en Mindfulness está continuamente retroalimentándose, favoreciendo determinadas orientaciones en mi labor clínica como psicoterapeuta de adultos e inspirando nuevas propuestas grupales.

Mi afinidad con la No Dualidad (Advaita) y su manera de entender la meditación ha sido un aporte posterior,  sobretodo para  la creación del Taller de Meditación «Cultivando Bienestar», donde ofrezco un modelo integrativo, tal como yo entiendo la práctica meditativa. Este taller tuvo varias ediciones entre 2016 y 2019. 

En el 2019 realicé formación en Brainspotting, otro método para tratar estrés postraumático basado en la neurobiología, que integra elementos de EMDR y Experiencia Somática. He encontrado en esta técnica una poderosa herramienta para el trabajo clínico, que acelera los procesos y la eficiencia de la terapia.

logo200

“Herramientas para la Salud” fue el título que durante estos años di al taller de entrenamiento en Mindfulness inspirado en el Programa de Reducción de Estrés MBSR. Hoy es más que eso.  Sintetiza una forma de trabajar en psicoterapia que pone el foco en ofrecer diferentes herramientas para impulsar, acompañar y facilitar un “hacer” de la persona en su vida cotidiana, una “práctica” (en el sentido amplio) que le permita reconocer y desplegar el poder que tiene para transformar su vida.

Mi vocación integradora continúa viva, en movimiento. Me mantengo abierto y curioso ante nuevos horizontes. Sabiendo que el proceso de integración está siempre afianzándose, en transformación constante.